jueves, septiembre 06, 2007

En La Sima (profundas reflexiones)

-Hay políticos que te hacen pensar; aunque, respectivamente, no muchos de los primeros ni bastante de lo segundo. Pero me ha dado por esto último y he llegado a la conclusión de que se podrían catalogar en dos grandes grupos: los que intentan por todos los mediosAdelantarse hacia el pasadoy los que quieren a toda costa Conservar el futuro. ¿Quiénes son unos y cuáles los otros son? No sé, ya se encargarán otros de determinarlo.
*****
-Al cabo de unos cuantos años de meditación, he llegado a la conclusión de que no por mucho madrugar comienzan más tarde los atascos.
*****
-Mario dice ser “solidario”.
-¡Claro!, con mucho de sto en el cesto.
*****
-Algunos dicen de ello$ que son la $al de la vida.
*****
-Si fueran escasos los predicantes del “se puede vivir con muy poco”, quizá hasta pensaríamos que tienen razón; pero como son tantos, cada día más, y cuasi todos caramente subvencionados, se hace muy difícil el creerlos; más que nada porque hay que pagarlos, y eso encarece enormemente la vida.
*****
-Cada vez más, mal visto está, el morir como nuestros mayores: achacosos, viejos y sin deudas. Gastamos, por ello, enormes fortunas para evitarlo, y así poder morir jóvenes, guapos, sanos, con todos los dientes y... con hipoteca. ¡Es que nos da mucha vergüenza morir enfermos, con arrugas y sin Mibor!
*****
-No comprendía yo el asunto ese de la "alianza de civilizaciones" hasta que un vecino mío, de esos que todo lo saben, me lo explicó con muy pocas palabras (le sobraron la mitad):
-Mira, Ludaico, esto es muy fácil de entender: la hija de Mojamé se casa con el chacinero del barrio.
-¿Y en "el ramadán"?
-Toca el mes de vacaciones en el Caribe.
*****
-No es lento el caracol; es que vamos todos muy deprisa.
*****
-La paloma no sabe que es el símbolo de la paz. Es más, ni sabe que es paloma. Es más, ni sabe.
*****
-Es curioso el hecho de que, mientras todos los odontólogos son dentistas, haya muy pocos ecólogos que sean ecologistas.
*****
-Acabo de darme cuenta de que "SERenidad da dineRES", pero sólo dos veces: una del derecho y otra del revés.
*****
-No me gusta perder nada, ni siquiera el tiempo. Por ello me paso la vida buscando el tiempo que perdí.
*****
-Era una persona tan pequeña, tan pequeña, que no se calzaba las botas, sino que se introducía en ellas.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal